Ahorrando golpes: el "wedge"

por Jens Riis
2006-03-12
 
Hace unos cuantos años Jack Nicklaus escribió en su libro que la mejor forma de "comprar" mejores resultados era gastar unos pocos dólares en un "sand wedge" (SW), ya que los juegos de hierros típicos de la época eran de solo 8 palos: 3-9 y "pitch" (PW). En estos tiempos, aunque el "sand" ya es estándar, no aparece un sólo número de revista de golf que deja de mencionar la importancia de otros palos para golpes de corta distancia: los "lob wedge" (LW), "gap wedge" (GW) y/o "utility wedge" (UW).

Estadístacamente, más de la mitad de los golpes que hacemos en el campo [exceptuando por supuesto el "putt"] son distancias de 100 metros o menos. Para muchos especialistas en el juego corto, resulta más fácil pegar golpes de "swing" entero que acertar con golpes de un "swing" parcial. Si su palo para alcanzar los 110 metros es el hierro 9, entonces el PW supone una distancia de 95-100 metros y el SW alrededor de 80 metros; pero ¿qué hacer para distancias más cortas y/o intermedias? En realidad hay dos posibilidades: templar las distancias con golpes parciales o llevar el palo justo para la distancia en cuestión. Por este motivo, la mayoría de los jugadores profesionales llevan tres [y cuatro] palos tipo "wedge" en sus bolsas.

El reglamento nos permite hasta 14 palos y obviamente hay que aprender templar, ya que no es posible tener el palo exacto para todos los golpes de corta distancia. Por otro lado si podemos buscar el apoyo de un "wedge" adicional para ayudar en las distancias más problemáticas y/o para solventar las dificultades específicas que plantea el campo donde jugamos habitualmente.

De todas formas, acertar la distancia es fundametal en los golpes a "green". Como bien ha expilcado el famoso jugador Ben Hogan, aunque se desvía un poco en la dirección, si la distancia es correcta evitamos la mayoría de los peligros y el siguente golpe/putt es relativamente corto.

Especificaciones de los palos cortos típicos
Palo Loft Lie Peso Bounce Longitud Alcance
9H 44º 64º 285 g 0-5º 35,5" 110 metros
PW 48º 64º 300 g 0-5º 35,5" 100 metros
GW 50º 64º 300 g 0-5º 35,5" 90 metros
SW 54º 64º 300 g 10-12º 35,5" 80 metros
LW 60º 64º 300 g 0-5º 35,5" 60 metros

La tabla Nº1 demuestra las especificaciones [más o menos] típicas del juego de palos cortos. Mientras hay cierta variación entre modelos y fabricantes, la tabla refleja lo que se considera "estándar" para un palo actual. La mayoría de los datos publicados suele dejar fuera el hierro 9, pero para muchos jugadores es un arma fundmantal para el golpe corto, las especificaciones son similares a los "wedge" y sirve de referencia con los demás hierros normales. Nota: El alcance con "swing" completo sólo sirve de referencia, es aproximado y depende en gran medida al jugador.

Loft, bounce, peso y lie
Se puede escribir un libro entero sobre las especificaciones de los "wedge", pero sin duda el "loft" [ángulo de la cara del palo] es la característica fundamental y más obvia, ya que éste determina el ángulo de lanzamiento de la bola y por tanto la distancia que alcanza: más grados significa mayor altura y menor distancia.

Menos obvio es el llamado "bounce" [rebote], característica también clave especialmente para los SW. Se puede apreciar en el gráfico como la suela de un SW es bastante ancha y angulada hacía abajo. Este ángulo se llama el "bounce" y cuanto mayor sea el ángulo, mayor tendencia hay para que el palo rebota cuando impacta con el suelo o la arena del "bunker". [¿Cuantas veces hemos pegado un "filazo/cantazo" con el SW? El palo rebota y el canto, no la cara del palo, impacta con la bola con consequencias desastrozas...]

Quizás el "lie" [ángulo entre varilla y la vertical] es la característica de menor importancia y generalmente todos tienen el mismo ángulo. En cuanto a peso, se puede apreciar que los "wedge" son algo más pesados que el hierro 9. Como son golpes más de tacto que de potencia, el mayor peso mejora las sensaciones y un "wedge" suele tener un "swingweight" [sensación de peso] de D5-D6, mientras el hierro 9 [y los demás palos] ronda el D1 estándar.

Otras características
Mientras el "loft" y el "bounce" son los parámetros más destacados [y relevantes] de los palos "wedge", hay otros elementos del diseño del palo que tiene su importancia a la hora de ejecutar golpes de corta distanca. Por ejemplo, la suela más ancha de la cabeza del palo aumenta el efecto "bounce", mientras un palo de perfil bajo aumenta el "loft" efectivo del palo. Al contrario, la suela más fina tiende a hundirse más [o rebotar menos] y el palo de cabeza alta reduce el grado efectivo de "loft".

La varilla también juega su papel en el palo corto. En general, se recomienda una varilla más firme para mejorar el control y algunos fabricantes como Aldila ofrecen varillas más pesadas y rígidas [el "Lobster"], diseñadas específicamente para los "wedge"; pero también hay los que abogan por varillas más flexibles y suaves. Otros elementos del diseño juegan un papel de cierta relevancia en el rendimiento de palo como el "rocker" (balancín) o grado de curvatura de la suela del palo desde la punta hacía el talón; y el "camber" (comba) o grado de curvatura de la suela del palo desde la cara hacía atrás. Estas curvaturas de balancín y comba pueden ayudar a la hora de golpear, evitando [por ejemplo] que tuerce la cabeza con un golpe ligeramente decentrado.

Diferencias superficiales
Otro punto de discusión y diferenciación es el tipo de superficie de a la cara del palo. Si miramos la publicidad, hay muchas posibilidades en carta: ranuras/estrías normales, ranuras cuadradas, cara fresada/lisa, cara tratada hasta con polvo de diamantes [o lo que sea] y hasta los "wedge" de hierro de carbono que oxidan con el paso del tiempo.

¿Tiene ésto algo que ver? En teoría, un tratamiento más rugoso [diamantes, óxido, etcétera] agarra mejor la bola y produce mayor efecto retroceso ["backspin"] para parar la bola a llegar al "green". Como hemos comentado en el artículo sobre bolas, da la impresión que influye más el tipo de bola que el tratamiento de la cara del palo... pero hay para todos los gustos.

En busca del "wedge" adecuado
El "wedge" adicional puede ser un ayuda, pero todo el mundo no lo necesita. Ante todo, siguiendo la línea marcada por Jack Nicklaus, si no tiene un "sand" en la bolsa, compra uno cuanto antes: para salir de la arena hace falta que el palo rebota y el PW tiene un "bounce" mínimo.

Quizás lo más importante es analizar las necesidades/requisitos del palo que buscamos: distancias, tipo de suelo/arena y dificultades personales y las características del campo. Hay infinidad de posibilidades: por ejemplo si los "bunkeres" del campo son de arena blanda y fina, un SW con mayor "bounce" puede ser útil; mientras si tenemos dificultades [o el campo lo exige] de golpes bombeados de distancias de 20-50 metros, puede que necesitamos un LW de 60-64º.

Por supuesto hay otros factores como el tipo de "swing": vertical (requiere menos bounce) o rasante (más), si el problema es parar la bola, dificultades con arena dura/blanda, tipo de "rough", o solventar distancias intermedias. Como hemos comentado arriba, hay infinidad de alternativas en cuanto a los palos de corta distancia, pero quizás la tabla que presentamos a continuación puede ayudar.
Terreno Palo Bounce
Suelo duro PW/GW mínimo
Calle/arena firme PW/GW pequeño
Calles espesas/rough corto GW/SW mediano
Rough espeso SW/GW mediano/grande
Arena blanda SW grande


 Página principal

 ¿Porqué palos a medida?

 Componentes

 Servicios

 Formulario de Medición

 Medición online

 Elegir varilla


Contáctenos

Jens Riis *

Josefa Valcárcel, 12 Ch-5
28027 Madrid
Tel/Fax 913 205 911
Móvil: 616 339 569

E-mail: golf@jrnet.com

* Formado y titulado "Custom Club Fitter" por Dynacraft

para varillas "gordas"

Ahora disponemos de Grips Crossline especiales para varillas "oversize": tipo Makser y TaylorMade Bubble.

Cancha de prácticas y clases de golf

Alcalá 525
Centro Deportivo
C/Iquitos (esq. C/Miami)
MADRID
Tel: 913 205 028


Página desarrollada por Jens Riis
All Rights Reserved: 1995 - 2017